Fraccionamiento "Minas de San Buenaventura"

miércoles, noviembre 21, 2012

Más de 8000 sancionados, más los rescindidos por el IMSS y Sindicato

Daniel Karam
El presente escrito expone la violencia que surge por parte de las autoridades del Instituto Mexicano del Seguro Social y Sindicato  hacia los/as trabajadores a través de prácticas  institucionales represoras,  Hemos puesto el acento en los abusos infligidos directamente por servidores públicos sobre otras y obviamente, el abuso institucional mediante demandas: ese abuso, es complicidad, apatía u olvido de gran envergadura y gravedad por parte del ejecutivo federal, múltiples denuncias se le hicieron llegar. En cuanto a la institución, vemos que se nos ha abierto un gran abanico de estos abusos, mas de 6000 a 8000 sancionados, mas todos los rescindidos y aquellos que hemos interpuesto demandas. Como demandantes a diario tenemos trato con el Estado a través de sus poderes; la empresa como empleador y  proveedor del servicio de salud etc.; el sindicato en sus también variados roles, tomándolo tanto como una organización de trabajadores o profesionales, también lo hemos tenido como militante o miembro de algún partido político, pero siempre con algún tipo de poder, aunque representemos a la misma organización, ese poder lo obtienen gracias a las aportaciones o cuotas sindicales que con sacrificio aportamos durante todo nuestra vida laboral y como jubilado también se nos descuenta (lo puedes constatar en la cedula de datos y que posteriormente no aparecen registrados como deducción en tu tarjetón de pago); y así, como  todo tipo de organización que seamos capaces de imaginar, hasta aquí, las más obvias;  Con lo dicho, podemos ya establecer nuestro propio criterio:
En primer lugar, que no existe otra división en el Instituto Mexicano del Seguro Social que la funcional. Quienes como trabajadores  actuamos como víctimas y como trabajadores alternativamente, ejercemos la violencia institucional.
En segundo lugar, basados en la amplitud del campo como institución que hemos abordado, veo conveniente que establezcamos que lo determinante para que tenga lugar la situación sobre la que queremos reflexionar, es que existe en la relación gubernamental, institucional, sindical y judicial (JFCA) un intercambio comunicacional de complicidad; en la que hay una pauta de autoridad y sindical, consecuentemente, una de sometimiento hacia la planta laboral.
Lo considero así, analizando algunas interesantes pautas de la comunicación y sus implicancias desde el punto de vista  relacional.
Por ello, creo oportuno abundar en ejemplos lo que todos conocemos o vivimos a diario. Ya sabemos que la violencia institucional se expresa a través de legislaciones injustas como la laboral, a través del abuso y del hambre, a través del desconocimiento de derechos, o también a través de la descalificación basada en prácticas no adecuadas o legales pero con la suficiente fuerza y autoridad.
"El peligro de disfrazar un juicio moral (hazlo por el paciente) con la autoridad legal... es una trampa importante. Es una trampa, porque atribuimos a la moral más autoridad que la que merece la legal. Lo hacemos por dos razones. Una es que muy pocos de nosotros desconocemos nuestras limitaciones del riesgo legal al que nos sometemos, hazlo por el paciente nos han dicho nuestros jefes y sindicato. La otra es que dependemos demasiado de la autoridad institucional y sindical en general" y desconocemos el riesgo legal al que nos exponemos. Considero a éste un interesante aspecto de la violencia institucional que raras veces percibimos y que, sin embargo, tiene importantes consecuencias.
Sin embargo, establecido el contexto, lo que más me interesa, es contribuir a que valoremos algunas características de la violencia institucional, ya que la diferencian en lo individual la hacen más dañina y destructiva.
Una de ellas cuando se produce el daño es la sensación de soledad, impotencia, coraje, amargura. Frente a la verdadera cara que nos muestra el monstruo del Gobierno, sindicato y de la institución, uno se siente insignificante y, al mismo tiempo, mirando alrededor no suele uno encontrar en qué ni en quién apoyarse. Existe como un pacto callado por el cual todos parecieran solidarizarse con el más fuerte; tal vez, por instinto de supervivencia. Lo más que podemos lograr generalmente es alguna adhesión puramente  declarativa (estamos contigo).
Otra es la sensación de impotencia. En los enfrentamientos personales, existe siempre una posibilidad de victoria, aclarando que esta se daría a lo largo de más de 5 años de desgaste económico, físico y moral. En todo caso, funciona la ley del más fuerte y cualquiera de los contendientes puede serlo en determinado momento. En lo institucional, uno es, frente a la institución, siempre el más débil. No tiene chance te enfrentas al poder comunicacional, económico y relacional.
En tercer lugar, no se aplica la ley de causalidad. En estas relaciones individuales, suele funcionar la vinculación causa-efecto entre el instituto y trabajador. 'Si te sientes agredido por mi (demandado), tú me agredes' no tiene limites. Aunque el efecto no sea deseado, es previsible y normalmente sabemos a qué atenernos por el poder que tienen a los que nos enfrentamos. La violencia institucional aparece como irracional; carente de un motivo que le de origen a esa forma deslamada de actuar en los juzgados, mienten a sabiendas de saberse protegidos (demanda en la Junta especial Nº 8 con el Nº  de expediente  1679/2009) confunden la leche con la magnesia, una categoría autónoma con una categoría escalafonaría, el articulo 42 con el 43 del reglamento de escalafón, como es que fui jubilado como menciona el art. 42 de escalafón como dice se hará constatar que el movimiento se hará interino y contando con una demanda laboral, junta especial Nº 25 foja 210 declara incompetente a la JFCA Nº 42 presentándola como junta especial Nº 25
Así como aparece sin fundamento, tampoco tiene lógica; y entonces se producen aquellas comunicaciones contradictorias del tipo de "tiene razón, pero se dio una resolución gracias al poder y relaciones que ellos representan". La víctima no encuentra un correlato lógico ni legal tantos años.
Ello, sin hacer mención del cinismo implícito en el que suele presentarse también bajo el siguiente argumento no hay personal hazlo por el paciente: 'es por su bien; al tiempo que nos les están causando un perjuicio a menudo irreparable al trabajador y paciente.
Pero de las características de la violencia institucional la que me parece que la hace más terrible mirada desde el punto de vista de la higiene mental, es la siguiente: Si lo vemos como una respuesta a la definición de nosotros mismos que damos a través de nuestra vida y nuestros actos, la violencia institucional actúa bajo la modalidad de descalificación la cual nos lleva a la siguiente conclusión.
En lo individual la violencia, la situación generalmente se plantea como una respuesta de rechazo por los mismos compañeros, la respuesta es: "no existes".
Así, son de extrañar las reacciones tremendas y tan generalizadas de violencia desde siempre internamente en esta institución. Creo que el noventa por ciento de las páginas de la historia se refieren a reacciones violentas en respuesta a acciones institucionales del mismo tipo.
Y ahora, a pesar de la característica de estas memorias, lo que significa que ni remotamente se pretende agotar el tema, he sabido de casos recientemente muy graves, peores a los nuestros, no quisiera terminar sin considerar otras dos cuestiones: el origen de esta violencia y una consideración sobre la posibilidad de superarla.
Dicen las Escrituras que la violencia engendra violencia, lo cual es real y evidente. ¿Existen alguna posibilidad?
Soy optimista por naturaleza, la fuerza positiva, la fuerza de la vida, es siempre más poderosa que la negativa, la del mal, la de la muerte.

Solo hace falta que leamos y reflexionemos con atención sobre algunas situaciones que se están dado internamente y que expondré a continuación

Desigualdad de oportunidades.
Discriminación.
La imposibilidad de abordaje de situaciones de riesgo.
Vulneración de la dignidad de los sujetos (ridiculización, humillación, etc.).
Separación del núcleo familiar.
Lista de espera en situaciones de emergencia (Demandas ante la CNDH como ultimo recurso).
Falta manifiesta de preparación de personal que afecta al buen trato.
Supervisión inadecuada que repercute en un trabajo de poca calidad y riesgo para el personal y pacientes, ejemplo lo sucedió en la UMAE 71 DE Torreón Coahuila atentado o negligencia administrativa por falta de mantenimiento en  la unidad, la ley de la tela adhesiva  que todo lo arreglaba.
Exceso de trabajo que incide negativamente en la atención adecuada de los pacientes.
Programas que no cumplen los niveles mínimos de seguridad y calidad en el servicio.
Recursos escasos y en ocasiones nulos para responder a las necesidades.
Profesionales en condiciones laborales precarias que inciden negativamente en los sujetos o pacientes.
Centros o Instituciones de salud, que no garantizan los mínimos de seguridad exigidos.
Obstaculización y situaciones adversas al progreso personal del sujeto.

...la historia nuestra historia, lejos de concluir, no ha hecho sino empezar".

ATTE: T.R. GERARDO RAFAEL FLORES HERNANDEZ

No hay comentarios:

El violador perredista Mario Moreno Conrado

El alcade perredista Mario Moreno Conrado viola el Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos: "Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, así como su difusión, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión". Declaración Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU el 10.12.1948.
Dónde están los representantes de los Derechos Humanos para defender y hacer respetar el articulo 19 y no permitir la violación de este articulo por este empleado del pueblo, quien se lo pasa por el "arco del triunfo" tal vez por su ignorancia o por estar enfermo de poder o desconocer el significado de la palabra SERVIDOR PÚBLICO, basta con ver el video que esta públicado en esta página titulado "Vehículos del ayuntamiento de Ixtapaluca al servicio del PRD".

Documenta la procuraduría mexiquense nexos de funcionarios con el crimen organizado

Toluca, Méx.- Con base a investigaciones ministeriales de la Procuraduría de Justicia del Estado de México, se ha logrado documentar que altos funcionarios y elementos de la Dirección Municipal de Seguridad Pública del Ayuntamiento de Ixtapaluca, mantienen nexos con el crimen organizado que opera en las inmediaciones del municipio, reveló una fuente de la dirección general de responsabilidades de la procuraduría mexiquense.Según la fuente confirmó que el entonces director de seguridad publica municipal Carlos Eduardo Álvarez Escalante, que fue contratado por el alcalde perredista Mario Moreno Conrado, se encontraba relacionado con el crimen organizado según la averiguación previa AME/MR/135/07, otro caso, el jefe de turno de la policía municipal Jorge Fernández Vela, quien esta presuntamente involucrado en el robo de vehículos con violencia según la averiguación previa IXTA/II/5851/05.Asimismo, en la indagatoria AME/MR/341/07 se investiga al comandante de la policía municipal Sergio Alcalá Girón, por su presunta relación con bandas dedicadas al robo de autotransporte de carga en la carretera federal México-Puebla. Al igual, el comandante Miguel Ángel Rodríguez Ávila esta siendo procesado por el delito de violación en la averiguación AME/MR/322/07.La fuente de la procuraduría mexiquense asegura que Jorge Acosta Ramírez, quien es funcionario policiaco y concuño del entonces director de seguridad pública esta siendo investigado por su presunta relación con el trafico de estupefacientes según consta en las averiguaciones previas AME/MR/135/07 y AME/MR/273/07.En la mesa de responsabilidades de la Subprocuraduría de Justicia de Amecameca, se tiene documentados la presunta participación de algunos elementos de la policía municipal en actividades ilícitas, los casos de los policías Margarita Rodríguez Pérez, Gisela Santamarina Campos y Miriam Cortéz Ramírez quienes son relacionadas en los delitos que se enumeran en la averiguación previa AME/MR/09/07.A tal grado es la corrupción al interior de la administración del alcalde Mario Moreno Conrado, que la S ubprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), de la Procuraduría General de la República atrajo las averiguaciones previas AME/MR/135/07, AME/MR/341/07, AME/MR/014/07, AME/MR/019/07, AME/MR/134/07, AME/MR/209/07, AME/MR/213/07, AME/MR/230/07, AME/MR/244/07, AME/MR/244/07, AME/MR/273/07, AME/MR/291/07 y AME/MR/322/07 en donde se relacionan a altos funcionarios y elementos de la policía municipal en actividades ilícitas con el crimen organizado...